Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

CONVIVENCIA EN POLONIA ¿Viajar a Polonia en pleno enero? Sí, sí y definitivamente, sí. Puede que sea de locos, pero ese gélido frío es capaz de crear algo sublime:

Bien sabemos que nuestro destino no es incierto pero pese a ello, el principio de un viaje suele quedar marcado por la duda del “qué me encontraré allí”. Al mismo tiempo, tratas de hacer una maleta lo más completa posible, intentando no olvidar lo esencial y metiendo cosas de más, por si acaso. La emoción crece a medida que te diriges al aeropuerto y se intensifica en el momento de buscar tu asiento en el avión; estás a punto de salir de tu zona de confort, de tener que apañártelas tú sola, de dejar por un tiempo esa rutina diaria…
Tras varias horas en el aire, llegamos a Cracovia. Allí nos espera una furgoneta que nos llevará hasta nuestra estancia en un pueblo llamado Poronin. Puede que un largo camino en carretera resulte un tanto aburrido, o no. El simple hecho de estar por tierras extranjeras, hace que no te quieras pe…

Entradas más recientes